El Blog de Experience Travel

De línea de tren a paseo urbano


New York es una ciudad de cambios. Conocés lugares o edificios por mucho tiempo y cuando te das cuenta se han convertido en algo diferente.


Ese es el caso del High Line, un paseo urbano que fue hecho en lo que solía ser la línea de tren de la compañía New York Central Railroad que recorría la zona de bodegas, almacenes y fábricas del Lower East Side y que descontinuó operaciones en 1980.

Originalmente y desde 1847, la línea ferroviaria estaba a nivel de suelo, pero eran tantos los accidentes que provocaba el paso de los trenes que hasta se contrataron jinetes que cabalgaban delante de ellos, advirtiendo a los peatones sobre su paso.


Aún así, los accidentes no disminuían, así es que se tomaron medidas drásticas, demoliendo ¡604 edificaciones! para construir en 1933 la línea del tren a nueve metros de altura que se inauguró el siguiente año y que evitó el cruce con peatones, manteniendo un recorrido conveniente para que los negocios de la zona, principalmente de materias primas, lácteos, carnes y productos manufacturados, llegaran a sus destinos de forma pronta y segura para todos.


El recorrido iba desde la calle Gansevoort (dos cuadras al sur de la calle 14) hasta la calle 34, cruzando en parte la décima y onceava avenidas, es decir, junto a los muelles del río Hudson.


Debido al incremento del transporte por medio de camiones por carretera, el servicio de tren fue disminuyendo al punto que la línea de tren, a nueve metros sobre el nivel del suelo, se abandonó en 1980.


Pero en el año 2000 inició el proyecto para convertirlo en uno de los lugares más bonitos desde donde disfrutar la ciudad, siguiendo el exitoso ejemplo del Promenade plantée que París inaugurara en 1993, un parque elevado y paseo peatonal.


Su desarrollo incluyó el trabajo de profesionales de la arquitectura, el diseño urbano y la ecología, ya que no solo se remodeló la estructura para hacerla transitable por peatones, sino que también se convirtió en un paseo amigable con el ambiente y con espacios de descanso, miradores y también para reunir grupos o leer.


Como la línea del tren pasaba inicialmente entre edificios de diferentes compañías, el High Line mantiene la misma idea, pasando sus visitantes entre edificios, incluyendo el Hotel The Standard, cuyas bases rodean al paseo, cerca del final sur del recorrido.


Pero igualmente hay muchos cruces con calles, en algunos casos manteniendo la idea de una clase de puente pero en otras aprovechando para crear espacios de observación de las calles ¡súper lindo!


El High Line recorre poco más de 2 kilómetros desde la calle 34 hasta Gansevoort, zona que por cierto está llena de pequeñas boutiques y tiendas de diseño además de lugares lindos donde refrescarte. Uno de ellos es Thai Villa, una excelente opción para almorzar o cenar.


En el recorrido, entre otros lugares pasás por la calle 23 (el Flatiron Building está en la 23, entre la quinta avenida y Broadway) y por el Chelsea Market (calle 15 entre las novena y décima avenidas), no dejés de visitarlos.


El High Line tiene un total de once entradas, cinco de ellas con ascensores o rampa para personas con discapacidad. Abre de 7 am a 7 pm todo el año pero en primavera cierra a las 10 pm y en verano a las 11 pm.


Las entradas, de norte a sur, están ubicadas en:

  • Calle 34 con avenida 12 (ingreso con rampa) para darte una mejor idea, el Empire State Building está en la quinta avenida, entre calles 33 y 34

  • Calle 30 y avenida 11

  • Calle 30 con ascensor

  • Calle 28

  • Calle 26

  • Calle 23

  • Calle 20

  • Calle 17

  • Calle 16 con ascensor y baño

  • Calle 14 con ascensor

  • Calle Gansevoort y Washington con ascensor y baño en el edificio Von Fustenberg

De abril a octubre podés adquirir en su tienda artículos relacionados con el High Line en la salida de la calle 16. La tienda está también disponible en línea todo el año.

Por cierto, los muelles que dan al río Hudson están llenos de opciones bonitas donde pasar también el rato, incluyendo parques para hacer pic nic o lugares tan originales como The Frying Pan, un barco de ostras "retirado" que fue convertido en bar restaurant flotante, anclado al muelle 66.


El Lower East Side de Manhattan es una caja de sorpresas, ahí queda el High Line, que nos encanta, cada vez que volvemos encontramos algo diferente (como en la ciudad), no dejés de visitarlo y tené en cuenta su calendario de actividades para que tomés ventaja de opciones lindas ¡y gratuitas!

#NewYork #Paseo

Búsqueda por Categorías
Recent Posts
Follow Us
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle

CONTACTO

 

info@experiencetravelcr.com 

 

+506 2279-6200  TELÉFONO

+506 8937-1322 WHATSAPP

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

TÉRMINOS DE USO

Suscribite a nuestro boletín.

Recibí ideas y promociones para viajar

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle

©2020 Experience Travel

IMPORTANTE 

 

* Programas: Los precios son por persona en habitación doble, a menos que se indique de otra forma. Éstos se actualizan semanalmente y están sujetos a cambios en cualquier momento. La tarifa aérea no está incluida a menos que se indique específicamente.

 

Todas las salidas se publican desde SJO (San José, Costa Rica). Por favor llamá para verificarlas para  tus fechas específicas de viaje.

 

Contactanos para información actualizada

Diseño web por Ulster Studios LLC 

Brooklyn, New York USA